¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

  Inventemos una persona, Lola, que si bien no existe, nos sirve  como ejemplo para ver algunos de los problemas que surgen  habitualmente en el trabajo. Lola está ante su compañero Paco, ese que le echa tanto morro y que le pone de los nervios…es viernes, a una hora del cierre. Paco con una de

SUBIR