¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

¿Problemas en el trabajo? Conoce a Lola y en que puede ayudar la terapia. Lola calla por fuera y chilla por dentro.

por / domingo, 13 diciembre 2015 / Publicado enArtículos, Trastornos Laborales, Ultimas publicaciones

 

Inventemos una persona, Lola, que si bien no existe, nos sirve  como ejemplo para ver algunos de los problemas que surgen  habitualmente en el trabajo.

Lola está ante su compañero Paco, ese que le echa tanto morro y que le pone de los nervios…es viernes, a una hora del cierre. Paco con una de sus sonrisas de medio lado, le dice: «Lolita, ya que seguro que te vas a quedar a trabajar más horas, si llama el jefe, dile que me dio un corte de digestión, que así no pillo atasco». Lola, mira para abajo y le dice que vale, aunque el corazón le va a mil y una voz en su cabeza  dice, ¡pero qué morro! ¡Qué morro! Lola termina su trabajo y se va hacia a casa, se siente fatal con ella misma por no haberse  atrevido a decirle que no. Está harta de cubrirle y tener más trabajo porque él no hace el suyo. Se siente como una tonta y una cobarde por no ser capaz de decirle «cuatro cosas «. Llega el viernes siguiente. Paco se prepara para irse antes, dejándole el marrón del cierre… Lola calla… y la historia se repite…

Portrait of overwhelmed Office Worker. Isolated on white

Lunes por la mañana,  el jefe llama a Lola a su despacho, le ha vuelto a pedir el absurdo informe de todos los meses, que le lleva tanto tiempo y que a su juicio no sirve para nada. Le dice que se pondrá con ello pero en el fondo está que rabia. El informe de las narices no le permite terminar otros asuntos prioritarios que la retrasarán todo el trabajo de la semana. Y otra vez a echar horas extras el viernes. Ella, quiere explicarle la situación pero su jefe no se caracteriza por su empatía. Teme que la coja manía y poner en riesgo su trabajo, que realmente necesita, así que tras analizar la situación, considera que es mejor callar. Entonces Lola empieza a pensar en qué hora escogió este trabajo y lo imbécil que fue por dejarse engañar. Que siempre le pasa igual, que no aprenderá nunca…

En ambos casos, una situación con otra persona, donde Lola se ve perjudicada, acaba siendo un ataque hacia sí mima. Se siente una cobarde. Se insulta. Se ve como una tonta, no se perdona creer que puede hacer algo y no  hacerlo. Se recrimina no darse cuenta desde el principio que la iban a engañar.

En la terapia trabajamos diversos aspectos como:  diferenciar y colocar lo que es tuyo y lo que es del otro, digerir y dirigir las emociones,  entender que te impide hacer lo que quieres, que miedos te debilitan y a descubrir que fuerzas te acompañan. La terapia es un espacio para reflexionar si lo que uno quiere es o no viable, cómo intentar alcanzarlo y cómo gestionar la frustración de lo inamovible, es un lugar para analizar si las posibles consecuencias de los actos podrían o no compensar y lo quizá más importante la terapia es un espacio donde aprender  a apoyarse a uno mismo, pase lo que pase y así seguir creciendo a favor y no en contra.

 

Eloisa

Eloísa Zaera Casado
Psicóloga General Sanitaria

Deja un comentario

*

Otros artículos que te pueden interesar

Introducción
leer artículo

Introducción

Otros artículos
leer otros artículos

Otros artículos

Conferencia sobre Relaciones Tóxicas. María San Benito. 2015
ver el vídeo

Conferencia sobre Relaciones Tóxicas. María San Benito. 2015

SUBIR