¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

La Culpabilidad

por / Lunes, 07 noviembre 2016 / Publicado enArtículos, Trastornos Emocionales, Ultimas publicaciones

LA CULPABILIDAD

CulpabilidadLa culpa se define como el  juicio que un sujeto hace sobre sí mismo…así habrá un acusador y un acusado y el juicio termina en acuerdo, inocencia o castigo, sólo que este proceso se realiza en el interior de la persona y no en el juzgado.

Cuando se incumple algún tipo de norma, acuerdo, compromiso…se daña de alguna forma a otro o no se realiza lo propuesto, hay un juicio interno, si el veredicto es “culpable”, habrá un reconocimiento de la responsabilidad de los actos y una enmienda, reparación, perdón y/o propósito de cambio futuro, promovidos por el malestar empático que hemos generado, pasado lo cual, se cierra el caso.

El problema surge, cuando el juez interno es un tirano  perseguidor que nos lleva a vivir en un estado de censura o cuando sus condenas, son tan desproporcionadas a la acción realizada, que entramos en un clima de miedo, inhibición y desconexión con nuestros deseos.

A veces aprendimos patrones tempranos dónde decir no a otro, desagradarle o molestarle de algún modo, podía significar alguna desaprobación, por lo que intentamos  evitar conflictos y anteponer las necesidades del otro frente a las propias, así cuando no tenemos otro remedio que enfrentarnos a un conflicto con otra persona, fuertes sentimientos de culpa, pueden invadirnos.

Cuando acumulamos molestias o enfado,  en el día a día, siendo incapaces de expresarlos o incluso de sentirlos, la rabia puede dar un giro y redirigirse hacia nosotros mismos, en forma de culpa.

Hay personas que son muy exigentes consigo mismas y cuando no cumplen las expectativas del juez interno, todo el peso de la culpa, recae sobre ellas sin piedad.

En terapia, ayudamos a las personas a entender cómo funcionan, para poder cambiar al juez perseguidor, por otro juez, más justo y comprensivo.

Otros aspectos a trabajar en el proceso terapéutico en relación a la culpabilidad pueden ser:

  • Reconectar con las emociones y necesidades propias
  • Reajustar la seguridad y poner límites a otros
  • Aceptación de los límites y dificultades personales
  • Recuperar el derecho a decir que no y dar importancia a lo propio
  • Superar complejos de inferioridad
  • Minimizar el miedo al rechazo, al juicio, a la desaprobación
  • Mejorar la comprensión, cuidado, apoyo y amor hacia uno mismo
Etiquetado bajo:

Deja un comentario

*
SUBIR